Olvido Hormigos: de la crisis a la oportunidad

Una organización se ‘queda desnuda’ cuando se siente atacada, indefensa, desprotegida o sin argumentos ante un acontecimiento imprevisto. En gestión de la comunicación de crisis ocurre con frecuencia. En el sentido figurado de la palabra, una empresa inmersa en una crisis puede estar desnuda ante sus públicos. No sabe cómo reaccionar, qué hacer. Está expuesta a todo sin prácticamente nada.
En el sentido literal del término, el ejemplo más claro tiene nombre y apellidos: Olvido Hormigos. La mayor exponente de la afirmación ‘Una crisis es una oportunidad’ -para los optimistas inteligentes-, ‘Una crisis debe ser una oportunidad -para los inteligentes- o ‘Una crisis puede ser una oportunidad’ -para los cautos-. Hormigos ha sido capaz de convertir una situación harto complicada tanto personal como profesional en un rédito aún sin fondo.
Perderé muy pocas líneas en explicar quién es y algunas más en el porqué ocupa el tema central del post de hoy.
¿Quién es?
Olvido Hormigos saltó a la fama en 2012 tras hacerse público un vídeo personal de contenido sexual que mostraba a la protagonista en plena práctica onanista. Por aquel entonces, la concejala de un pequeño municipio de Toledo, Los Yébenes, se vio envuelta en un escándalo tras la difusión de las imágenes por parte de su amante, que corrieron como la pólvora gracias a la viralidad de las redes sociales.
El suceso le salpicó a nivel personal y también político. Tras llevarse el caso a los tribunales y abandonar la política, tiempo durante el cual fue máximo foco de atención de los medios, Olvido Hormigos decidió sacar partido al desastre.

OlvidoHormigos_media

Su vídeo se ha convertido en una de las mejores acciones de autopromoción de los últimos años. Involuntario, sí, pero también intencionado en su repercusión. Económico, sencillo y rentable. Muy rentable. 
Hablo de convertir una crisis en una oportunidad
La historia, por sí sola, vende. Los medios que recogieron imágenes del vídeo (censurado posteriormente) sumaron miles de visitas, superando a otras noticias de carácter estrictamente político, económico o social. El tema sedujo. El número de páginas web que recogían el vídeo se multiplicaba a cada hora, y la historia se convirtió rápidamente en trending topic. La sociedad hablaba de esa historia. Primer paso.
El siguiente escalón fue la transformación. A la vez que se asimilaba la situación, tocaba reconvertirse. Pasar de villana a víctima ante la enorme avalancha de críticas. Se autoeximió de toda culpa (el alcalde y el futbolista Carlos Sánchez fueron imputados) asegurando con ahínco que su actitud en el vídeo no era delictiva. Tras las medidas judiciales, muchas de las personas que habían criticado duramente a Olvido Hormigos pasaron a catalogar el hecho como simple morbo, torpeza, descuido o exceso de confianza al grabarse con el teléfono móvil.
Una vez fuera de la esfera política, había llegado el momento de rentabilizar tantas horas de televisión y radio, cientos de páginas de prensa escrita, e interminables charlas y debates en el mundo online y offline. Ha asegurado pasarlo “muy mal”, tanto ella como su familia, pero ha aprovechado esta crisis (y sigue haciéndolo) para posicionarse en el mercado.
Olvido Hormigos abandona el anonimato. De persona a personaje
Su cuenta de Twitter ya suma más de 7500 seguidores. Al exacerbado morbo que suscita la protagonista hay que sumarle su capacidad para revertir la situación. “Si no puedes con el enemigo, únete a él”, debió pensar Hormigos para hablar abiertamente del vídeo, “reírse de ello” e incluso enlazarlo en varios tweets. Es una excelente manera de decir que el daño ya está hecho, pero obviándolo no va a desaparecer. Al contrario, hay que aprovecharlo. Y cuanto más, mejor.

OlvidoHormigos_twitter

Llegado este momento, las críticas negativas, más que perjudicar, ayudan. Cualquier comentario hacia Olvido Hormigos suma, no resta. Alimenta al personaje. Es lo que le mantiene con vida mediáticamente hablando.
El leiv motiv está para exprimirlo. La portada de la revista Interviú ha sido el último de los beneficios. Según fuentes de la publicación, muchas personas habían propuesto a la ex política en reiteradas ocasiones como excelente candidata. Y así ha sido por clamor popular. Además, de forma inteligente, puesto que Hormigos muestra en las fotografías lo mismo que en el famoso vídeo. Solo que ahora con un cheque encima de la mesa, que según Vanitatis, alcanzaría los 12.000 euros.

OlvidoHormigos_Miraquiensalta

La fotografía impacta, pero también sus declaraciones. El objetivo es la rentabilidad a corto plazo, de modo que todo aquello que se diga puede beneficiar al auge de la burbuja antes de que explote. Hay que impactar, pues en los medios de comunicación, la fama es en la mayoría de ocasiones efímera. Destellos como “si hubiese sido gorda y fea no se habría montado la que se montó”, dejan clara su idea de seguir alimentando su fama.
Su participación en el reality-show ‘Mira quién salta’ de Telecinco, por la cual ha cobrado unos 30.000 euros, y su reciente fichaje como jurado en un programa de la televisión canaria son otros ejemplos de cómo Olvido Hormigos ha sabido coger el tren de la popularidad.
De cómo se puede convertir una crisis en una oportunidad. Ahora será importante valorar cuál es su reputación.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicación de crisis y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s